Una vez leí que San Agustín decía de sí mismo ‘que pertenecía a aquellos que escriben a medida que crecen y que crecen a medida que escriben.’

Si pusiéramos en paralelo el verbo "escribir" con el verbo "enseñar", podríamos pensar que San Agustín pertenecía también a aquellos que enseñaban a medida que crecían, y que crecían a medida que enseñaban.

Ahí tenemos una de las definiciones del docente en particular, y de la docencia en general. De esta manera, en mi opinión, se hace notoria la relación entre escritor y docente; docente en cuanto que es el más importante de los creativos.

 

  Como docente, y también creo que muy conectada con cada uno de los mensajes que diariamente me va aportando el vivir, de pronto una observa que tiene en su interior mucho contenido teórico adquirido por los estudios académicos y, al mismo tiempo, que la propia vida me ha ido rodeando de experiencias, de personas creativas, situaciones profesionales varias y experiencias culturales muy diversas, que dan soporte a estas teorías. 

Es entonces cuando, inconsciente y conscientemente, en mi mente se van produciendo una serie de conexiones que, se podría decir, fecundan y engendran mi obra literaria, que tengo el gusto de presentar en esta mi página web.

Llegado este momento, me doy cuenta de que aquí se cumple el aforismo "Cuando el discípulo está preparado, aparece el maestro.”

 

  Me siento deudora de mis largas estancias en Irlanda, del gusto por la música celta, como la de, por ejemplo, Loreena Mckennitt, de la literatura y el cine clásicos, de entre los que puedo citar algunas de las obras que han motivado mis escritos, como las de Elisabeth Gasket, entre ellas, " Cranford", y una de las obras cumbre de la literatura canadiense " Ana de las Tejas Verdes". Una noticia, un personaje en una película o novela, el titular de un programa de televisión, la historia que un amigo me cuenta sobre la activa y arriscada vida de su abuelo, pionero en la elaboración y distribución de los chorizos de Cantimpalos, la historia sobre los pájaros que mi familia anfitriona de Irlanda me cuenta durante un desayuno ..., todo esto ha desembocado en mi proceso de escritura. Creo que la clave está en sentirse sensible y activo con el mundo que te rodea, y verás que se cumple lo que decía don Severo Ochoa: " No hay nada que produzca más intensa satisfacción que la actividad creadora, por modesta que ella sea".

 

  En cuanto a los objetivos fundamentales que intento transmitir a través de mi obra literaria actual, podemos citar los siguientes:

-- Fomentar la lecto-escritura en lengua inglesa.

-- Incentivar a los jóvenes lectores para que alimenten su faceta creativa y el espíritu emprendedor; todos nacemos así.

-- Utilizar la metodología CLIL (Content and Language Integrated Learning- Aprendizaje a través del Contenido y el Lenguaje Integrados).

-- Potenciar un aprendizaje significativamente cercano para el joven lector.

-- Acercar a los lectores a su propia capacidad de aprender a aprender.

-- Desarrollar una actitud crítica y activa mediante la realización de actividades y proyectos de trabajo.

 

  Para finalizar esta introducción a mis obras literarias, creo que debemos tener en cuenta las palabras de otro sabio (“sabio”: el que sabe), Albert Einstein, que decía: ‘Si quieres que tus hijos sean inteligentes, léeles cuentos, y si quieres que sean más inteligentes, léeles más cuentos’.

 

                                                                                                                                                     Encarnación Rodríguez Requena

                                                                                                                                                     Murcia, 2014

 

 

  

 

Creatividad es igual:

Inquietud intelectual + Imaginación+ Investigación+Invención x Experimentación Continua= Innovación Permanente

Mis libros